¡Comparte la noticia!

jueves, 12 de septiembre de 2013

Tras el secuestro de diputados y trabajadores de gobierno, fue necesaria la intervención de antimotines

Campeche, Campeche

Necesaria fue la intervensión de elementos antimotines para interceder en la liberación de cinco diputados, entre ellos se encontraba el presidente de la Gran Comisión, Edgar Hernández.

En tanto que en el Palacio de Gobierno se encontraban privados de su libertad varios trabajadores adscritos al gobierno estatal.

El operativo duró alrededor de 30 minutos donde 200 elementos hicieron uso de la fuerza para proceder con su objetivo, ante 7 mil de profesores aglutinados en los alrededores de los edificios públicos. Resultado de eso reportan seis heridos y cinco personas detenidas.

Provenientes de varios municipios, los profesores que se han unido al paro nacional en protesta por la Reforma Educativa y sus leyes secundarias, que lesionan sus intereses económicos y pone en riesgo su estabilidad laboral, ya que tienen que demostrar estar debidamente calificados para la educación.

La marcha de los inconformes transitó por el Circuito Baluartes, hasta concentrarse en la Plaza de la República, frente al Palacio de Gobierno, fue ahí donde en una asamblea sin la presencia de las autoridades sindicales acordaron el paro de labores de manera indefinida y procedieron a la toma del edificio público, con el propósito de presionar a Fernando Ortega Bernés, gobernador del estado, para recibir el pliego de peticiones.

También rodearon el edificio público donde se alojan las instalaciones del Palacio Legislativo y donde se realizaba la sesión de diputados.

Los profesores inconformes sin meditar el daño que ocasionaban a los trabajadores del gobierno procedieron a bloquear las puertas mientras colocaban sus mantas y cartelones, impidiendo el libre acceso a los ciudadanos campechanos.

Alrededor de las 17:00 horas el gobernador, Fernando Ortega Bernés a través de medios electrónicos exhortó a los profesores a retomar sus obligaciones y retornar a clases. El mandatario explicó que la Reforma Educativa no lesiona sus derechos laborales e hizo incapié en que los integrantes del magisterio campechano son quienes reciben mejores prestaciones.

Recalcó también que no cederá a presiones, ni tampoco tolerará la violación a la Ley, donde se trastoquen los derechos de terceros.

Esto fue entendido como la señal para que intervinieran decenas de antimotines que estaban concentrados en las Torres de Cristal.

Los elementos procedieron a lanzar gases lacrimógenos haciendo que los manifestantes se replegaran hasta la Plaza de la República.

Intimidados los profesores levantaron las manos en son de paz, mientra cantaban el himno nacional, los más rijosos se negaron a dar marcha atrás y fueron golpeados para obligarlos a replegarse a la Plaza de la República.

No hay comentarios:

Publicar un comentario