¡Comparte la noticia!

lunes, 9 de septiembre de 2013

Comparto comunicado sobre la demanda judicial presentada por...

el panista Arturo Aguilar Ramírez en contra de la dirigente estatal del PAN, Yolanda Valladares Valle, por el delito de calumnias.

COMUNICADO

09 / SEPTIEMBRE / 2013

A los medios de comunicación:

El suscrito, C. Arturo Aguilar Ramírez, presentó formal denuncia en contra de la C. Yolanda Valladares Valle, por considerar que sus declaraciones vertidas el seis de septiembre del año en curso, a los medios de comunicación, y de manera pública, me desacreditan, deshonran y exponen a juicios falsos y sin sustento, conducta que se encuadra bajo el tipo penal de calumnia, estipulado en el Artículo 249 del Código Penal del Estado.

Dicho delito, cometido en mi contra por la ya señalada, amerita “de tres meses a un año de prisión y multa de cien a trescientos días de salario” y cuando, como en este caso, la calumnia “se difunde por cualquier medio de comunicación, internet o medios electrónicos, las sanciones se aumentarán al doble”, conforme precisa la legislación penal vigente.

Acudí ante la autoridad ministerial a demandar el grave daño a mi persona por las declaraciones vertidas por la susodicha: presidenta del Partido Acción Nacional, consejera política nacional de dicho partido, diputada local, coordinadora del Grupo Parlamentario del PAN, vicepresidenta de la Junta de Gobierno del H. Congreso del Estado, etcétera, instituciones a las cuales afecta gravemente con su conducta. La ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento.

La señora Valladares no tiene el derecho ni las pruebas para hacer afirmaciones irresponsables, y difamatorias, denostando a mi persona, como las vertidas a los medios el pasado seis de los corrientes, acusándome de “delitos graves en contra del Partido Acción Nacional” según sus propias palabras.

En un estado de derecho nadie, ni siendo presidente de un partido político, ni diputado local, le da el derecho a calumniar a ningún ciudadano, más aún que el suscrito, en ningún momento ni bajo ninguna circunstancia, ha cometido acto alguno que pueda considerarse delictivo.

Soy un ciudadano honrado, que trabaja como abogado litigante, padre de familia, con probada solvencia moral, trayectoria de auténtica lealtad a mi partido político, Acción Nacional, respetuoso de las leyes e instituciones, no permitiré que el uso del sagrado derecho a la libre expresión, se haga de manera irresponsable, dolosa, de mala fe, y mucho menos difamando. La ignorancia de la ley no exime de su cumplimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario