¡Comparte la noticia!

domingo, 1 de agosto de 2010

Aparece un gran agujero en la tierra

CAMPECHE.— Un enorme agujero se abrió en los campos de cultivo en la zona menonita, denominada Laguna Chacá, en Chencoh, el área donde limitan los municipios de Champotón, Calakmul y Hopelchén.

Imagen del enorme agujero que se abrió en los campos de cultivo en la zona menonita, denominada Laguna Chacá, en Chencoh, Campeche. Los lugareños están asustados.- (Foto de "La i" de Campeche)

“Parece como que hubiese caído un meteorito, pero no, la tierra se hundió de repente y tenemos miedo que nos trague a todos”, dijo Franz Kauenhofen Wiben, “Pancho”, agricultor de la colonia “Las Flores”, en ese casi inaccesible lugar.

“No supimos ni escuchamos nada; nos dimos cuenta porque el que trabaja este terreno un día antes había pasado su tractor con el arado y cuando regresó vio la sombra y al investigar vio el agujero”, narra “Pancho”, quien sirvió de guía y ayuda para llegar hasta ese sitio.

Tras recorrer 35 kilómetros entre selva, auténticos “pantanos” y empinadas brechas que hacían colear peligrosamente la 4 x 4 de “Pancho” y bajo una pertinaz llovizna que no inhibió el ataque de “nubes” de zancudos, arribamos al lugar.

La profundidad del agujero se calcula en más de 45 metros, el boquete tiene de 13 a 15 metros de diámetro. Es la primera vez que se registra un hecho de este tipo en la historia de la entidad y por ello el Centro Estatal de Emergencias (Cenecam) aisló la zona para evitar accidentes, pues se temen más derrumbes.

A unos 15 metros de profundidad se observan los bordes de lo que parece ser una capa de laja que soportaba el peso de toneladas de tierra y que habría cedido ante la humedad ocasionada por las constantes lluvias que mantiene inundado el camino a la zona agrícola.

“Es impresionante, el hundimiento de Guatemala en junio pasado tuvo 31 metros de profundidad, este lo supera”, señaló Mario Arcovedo, del Cenecam.

“Pancho” recordó que hace unos ocho años sintieron temblores, pero fuera de eso no hubo ninguna otra anormalidad.

El Cenecam reportará la situación ante las instancias correspondientes para que se lleven al cabo los estudios respectivos. Los agricultores quieren saber qué pasará con ese agujero en sus parcelas.

Martín Acosta Pacheco

Aparece un gran agujero en la tierra

CAMPECHE.— Un enorme agujero se abrió en los campos de cultivo en la zona menonita, denominada Laguna Chacá, en Chencoh, el área donde limitan los municipios de Champotón, Calakmul y Hopelchén.

Imagen del enorme agujero que se abrió en los campos de cultivo en la zona menonita, denominada Laguna Chacá, en Chencoh, Campeche. Los lugareños están asustados.- (Foto de "La i" de Campeche)

“Parece como que hubiese caído un meteorito, pero no, la tierra se hundió de repente y tenemos miedo que nos trague a todos”, dijo Franz Kauenhofen Wiben, “Pancho”, agricultor de la colonia “Las Flores”, en ese casi inaccesible lugar.

“No supimos ni escuchamos nada; nos dimos cuenta porque el que trabaja este terreno un día antes había pasado su tractor con el arado y cuando regresó vio la sombra y al investigar vio el agujero”, narra “Pancho”, quien sirvió de guía y ayuda para llegar hasta ese sitio.

Tras recorrer 35 kilómetros entre selva, auténticos “pantanos” y empinadas brechas que hacían colear peligrosamente la 4 x 4 de “Pancho” y bajo una pertinaz llovizna que no inhibió el ataque de “nubes” de zancudos, arribamos al lugar.

La profundidad del agujero se calcula en más de 45 metros, el boquete tiene de 13 a 15 metros de diámetro. Es la primera vez que se registra un hecho de este tipo en la historia de la entidad y por ello el Centro Estatal de Emergencias (Cenecam) aisló la zona para evitar accidentes, pues se temen más derrumbes.

A unos 15 metros de profundidad se observan los bordes de lo que parece ser una capa de laja que soportaba el peso de toneladas de tierra y que habría cedido ante la humedad ocasionada por las constantes lluvias que mantiene inundado el camino a la zona agrícola.

“Es impresionante, el hundimiento de Guatemala en junio pasado tuvo 31 metros de profundidad, este lo supera”, señaló Mario Arcovedo, del Cenecam.

“Pancho” recordó que hace unos ocho años sintieron temblores, pero fuera de eso no hubo ninguna otra anormalidad.

El Cenecam reportará la situación ante las instancias correspondientes para que se lleven al cabo los estudios respectivos. Los agricultores quieren saber qué pasará con ese agujero en sus parcelas.

Martín Acosta Pacheco